Cómo crear una rutina equilibrada para niños durante las vacaciones.

En junio los niños y niñas le dicen adiós al colegio, a los madrugones, a los deberes, a las extraescolares… ¡Por fin pueden disfrutar de sus merecidas vacaciones! Sin embargo, el verano no debe confundirse con un tiempo de ocio sin horarios, pautas ni obligaciones. Para que tus hijos e hijas no se descontrolen durante los meses estivales, te explicamos cómo crear una rutina equilibrada para niños durante las vacaciones. ¡Toma nota! 

Desconectar de la rutina escolar no es malo, al contrario, es necesario para que nuestros peques puedan descansar y volver con más fuerzas. Sin embargo, los niños en verano no saben cómo gestionar tanto tiempo libre. Por ello, los padres debemos ayudarles organizando mínimamente su día para que luego la vuelta al cole no sea un caos. Sin olvidarnos de que son vacaciones, podemos marcarles a nuestros hijos e hijas una serie de pautas y actividades que se adapten a su personalidad y gustos, escuchando sus propias opiniones y preferencias. 

rutina saludable familiar

Establecer unas horas de sueño

Si nuestro hijo o hija ha pasado tres meses con horarios intempestivos, volver a la rutina escolar será cuanto menos difícil. Bien es cierto que los horarios de ir a dormir pueden ser más flexibles durante el verano, pero cuando se acerque septiembre es recomendable intentar volver mínimamente a la normalidad. ¡Así será mucho más fácil adaptarse de nuevo!

Mantener las rutinas de higiene 

En verano los niños pasan más tiempo fuera de casa y los horarios son más flexibles, algo que puede provocar que descuiden la higiene básica diaria. No obstante, debemos enseñarles a mantener estas rutinas saludables estemos dónde estemos y a diferentes horas: lavarse las manos, cepillarse los dientes, darse un baño/ducha cada día, cambiar su ropa interior... Es importante que nuestros hijos aprendan e interioricen estos hábitos también en verano. En Maûbe estamos a tu lado en este proceso, ofreciéndote nuestra extensa gama de productos de higiene especialmente diseñados para uso infantil. Champús, colonias, cremitas, desodorante, protector solar… ¡Todo lo que tu peque necesita para mantener su cuidado personal en vacaciones! 

Ayudar en las tareas del hogar

Las vacaciones son la época perfecta para que los niños se involucren en las tareas diarias de casa. Según su edad y capacidades, podemos enseñarles diferentes labores: hacer la cama, poner y quitar la mesa, tender la ropa, tirar y reciclar la basura… Pequeñas acciones que pueden interiorizar y seguir realizando durante el curso escolar. Y que a los papis y mamis nos ayudan mucho. ;)


Afianzar conocimientos y aprender cosas nuevas 

El verano es para descansar, pero es importante que los niños no desconecten de todo lo que han estudiado durante el curso escolar. Podemos animarles a leer un libro, hacer un cuadernillo de repaso, ver documentales interesantes, visitar museos… ¡Hay muchas opciones para mantener una rutina intelectual! Todo ello sin olvidarnos de los deberes o las recomendaciones pautadas por parte del colegio. ¡La clave está en encontrar el equilibrio perfecto entre jugar y aprender!


Mejorar sus relaciones y sus aptitudes 

¿Quieres que tu hijo pase un verano inolvidable? Entonces entre sus planes puedes incluir un campamento de verano, un taller artístico o deportivo o una academia de idiomas. Sin duda, la mejor manera de “invertir” el tiempo libre en algo nutritivo a nivel cognitivo y social. Tus peques harán nuevos amigos, desarrollarán nuevas habilidades y disfrutarán de sus horas de ocio de manera ordenada. 

Mantener una dieta equilibrada y una vida activa

Durante estos meses nos volvemos más desordenados con la comida porque comemos más y peor. Vamos, que nos olvidamos de la dieta equilibrada. Sin embargo, debemos ser conscientes de que nuestros hijos no pueden comer así durante tres meses. Por ello, es importante cuidar la alimentación, intentar evitar las comidas a deshora y dejar los excesos para el fin de semana. Además, no podemos olvidarnos de mantener una vida activa. Ahora, en verano, podemos realizar actividades al aire libre: ir en bici, pasear, hacer alguna excursión… ¡Cualquier opción es válida!

Todas estas recomendaciones te ayudarán a crear una rutina equilibrada para niños durante las vacaciones donde haya espacio para el juego, la desconexión, el aprendizaje y la diversión. Enseñemos a nuestros hijos e hijas a disfrutar del verano de forma organizada para que la vuelta al cole sea más sencilla. ¡Después nos lo agradecerán! 


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados