Guía completa de supervivencia en la playa para familias

El verano, las vacaciones y el buen tiempo nos invitan a pasar tiempo en familia. Viajar a la costa es una de las actividades estrella durante la temporada estival, una opción divertida para niños y mayores. Sin embargo, pueden surgir percances, por ello hay que estar bien preparado y tomar las precauciones necesarias. Para ponértelo más fácil, compartimos contigo nuestra Guía completa de supervivencia en la playa para familias. ¡Sigue nuestros consejos y a disfrutar del mar! 

Utilizar siempre protección solar

Según los pediatras, no debemos exponer al sol a los menores de 6 meses y debemos limitar al máximo el tiempo en menores de 3 años. Tanto los niños como los adultos, debemos utilizar protección solar. En el caso de los peques, debemos utilizar un protector específico para uso infantil, mejor si es resistente al agua, y reaplicarlo cada 2 horas. Para hacer más divertido este momento, podemos convertirlo en un juego. ¿Cómo? Ponles puntitos por todo el cuerpo y déjales que los unan mientras extiendes la crema. Cuando hayas acabado, mete la crema en la nevera para que se mantenga fría. ¡Así los protegerás del sol a la vez que mantienes a los niños fresquitos!  El Cristal Sun Stick es ideal para las zonas más sensibles de toda la familia, ¡no puede faltar en tu bolsa!


Prevenir los sustos en el agua 

El mar se puede convertir en nuestro enemigo rápidamente, así que debemos extremar las precauciones cuando nos bañemos en él. En primer lugar, nunca debemos dejar de vigilar a los niños, aunque estos sepan nadar. Puedes utilizar la regla 10/20: vigilar el agua cada 10 segundos y estar a una distancia no superior a 20 segundos. Así, en el caso de emergencia, estarás cerca para actuar. Por otro lado, los expertos recomiendan el uso de chaleco cuando el niño pesa más de 9 kilos. Se trata del sistema de flotación más seguro y cómodo para los peques. ¡Hazte con uno y gana tranquilidad!


Evita los golpes de calor 

El sol y el calor pueden ser muy traicioneros si no se toman las medidas necesarias. Por ello, evita salir en las horas centrales del día y estar muy expuestos al sol. La playa seguirá allí al día siguiente, así que no hace falta que pases jornadas maratonianas con tu familia. Por otro lado, es súper importante hidratarse con frecuencia aunque no se tenga sed. Para los peques: pecho, bibe o agua. Para los mayores: agua. Y sí, has leído bien. Aunque lo que te apetezca sea una cervecita o un tinto de verano, nada va a hidratarte mejor que el agua. ;)


Cómo actuar frente a una picadura de medusa

Si en la playa hay alerta de medusas, debemos permanecer fuera del agua y vigilar que los niños no se acerquen a ninguna que haya podido quedarse en la arena. Si nos pica, lo más importante es no echarse nunca agua dulce por encima porque la picadura empeorará. Debemos lavar con agua salada o suero y aplicar frío durante 10/15 minutos envuelto en un paño o toalla. Después tenemos que acudir al puesto de salvamento o a urgencias para que nos den el tratamiento necesario. 

Prevenir la sudamina 

La sudamina es una afección habitual en bebés que ocurre cuando hay una obstrucción en las glándulas sudoríparas. Aparece como granitos rojos y pequeños con un punto blanquecino principalmente en tronco, cara y cuello. Podemos prevenirla utilizando ropa fresquita, manteniendo la higiene diaria y evitando ambientes muy calurosos. 

¡Esperamos que nuestra Guía completa de supervivencia en la playa para familias te haya servido de ayuda! Siguiendo nuestras recomendaciones, podrás disfrutar de unas vacaciones de ensueño. Y es que aunque ir a la playa puede ser toda una aventura, siempre es una gran oportunidad para compartir grandes momentos con los tuyos.


Publicación más antigua Publicación más reciente


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados